Un aficionado de los Phillies de Philadelphia saltó al campo celebrando una jugada, fue perseguido por la policía
y disparado con una pistola taser delante de decenas de miles de personas

 

 

eXTReMe Tracker