Con la última campaña de la agencia publicitaria Ogilvy el drama de la anorexia llega a los museos más importantes
del mundo. La brillante idea consistía en sustituir obras originales de ilustres pintores como Manet o Ingres por unas
réplicas del artista rumano Remo Grecu con unas modelos extremadamente estilizadas y acompañadas del siguiente
texto: “Los ideales de belleza cambian. Los medios de comunicación, las empresas de cosmética y la industria de la
moda dictan unas medidas del cuerpo que son incompatibles con una alimentación saludable. Los trastornos
alimenticios como la anorexia o la bulimia se han convertido en una tendencia. Ayúdanos a la prevención y la
educación”

 

 

eXTReMe Tracker