Bruce Wilcox diseña programas que son capaces de conversar como humanos. Ha ganado dos premios Loebner,
que sigue el espíritu del test de Turing. En 2010, un miembro del jurado creyó que su robot era un humano

 

eXTReMe Tracker