Una escena clásica de Charles Chaplin que ha sido copiada en muchas películas modernas


 

 

eXTReMe Tracker