Moussambani, ganó fama mundial cuando nadó la prueba de 100 metros libres en 152 segundos, más del doble que sus rivales e incluso superior a la plusmarca mundial de 200 metros. El guineano consiguió clasificarse para los JJOO sin alcanzar los tiempos mínimos requeridos gracias al sistema de entonces, diseñado para permitir la participación de deportistas de países en vías de desarrollo.  En su eliminatoria tuvo la suerte de que sus dos rivales fueron descalificados por una salida en falso, con lo cual nadó sólo. No le fué fácil llegar al final, ya que antes de llegar a los Sydney, nunca había visto una piscina olímpica de 50 metros. Sus entrenamientos los hacía en la piscina de un hotel de 22 metros. Con cierto agobio consiguió completar los 100 metros entre los ánimos de toda la grada


 

 

eXTReMe Tracker


Modelo ligth, cervecería modelo, modelo especial, piezas de coches, accesorios para carros, accesorios para coches, negra modelo, corona, coca cola, pepsi, indio, computadoras, dell, compaq, hp, samborns, liverpool, fabricas de francia