Un hombre mete su mano al metal fundido sin recibir ninguna quemadura