En el Open de Australia llamaron a los jueces porque había un 'punto muerto' en la pista. Por lo visto se trata de
una burbuja bajo la superficie que hace que se absorba la energía de la pelota e impide así que rebote

 

 

eXTReMe Tracker