Ni Monsivais, ni Carlos Fuentes, ni Elena Poniatowska habían escuchado la historia del
Superman de Tlatelolco (gracias Rafa)

 

 

 

eXTReMe Tracker