Un tigre encadenado en zoológico de Tailandia es golpeado para que turistas puedan tomarse un foto con él